Saltar al contenido
Negocios, Marketing e Inversiones…

Cualidades y habilidades que debe tener un emprendedor

cualidades y habilidades de un emprendedor

Algunos consejos y hacks mentales para emprender sin desfallecer en el intento


Comenzar cualquier emprendimiento es una tarea vertiginosa, con sus altos y sus bajos. En especial a nivel del mindset o de las cualidades  y habilidades que se deben forjar como emprendedor.

Yo soy partidario de que el talento es accesorio pero las habilidades aprendidas son indispensables en cualquier viaje a construir un emprendimiento, sin importar el tipo que sea –emprendimiento académico, emprendimiento social, emprendimiento empresarial-.

Sin embargo, es una materia olvidada por muchos, y aquí en éste post te daré 4 cualidades y 4 habilidades indispensables para todo emprendedor y qué puedes hacer para convertirlas en hábitos de vida. Al final del post te indicaré algunos hacks mentales para que el proceso de aprendizaje a una mentalidad ganadora y emprendedora sea más sencillo.

Cualidades emprendedoras necesarias

La disciplina

Si me pregunta cuál es la cualidad emprendedora principal que separa el éxito del fracaso estaría en un lío, pero pensando al respecto me inclino por la disciplina. Esta cualidad es la que va a permitir una organización y una ejecución prolongada de tus actividades como emprendedor y va a otorgarte la consecución de todas las metas tanto al corto como al largo plazo.

La disciplina te va a permitir crear hábitos que al largo plazo son los que van a arrojarte el 80% de los resultados de tus emprendimientos. Crear un calendario, establecerte metas y objetivos, sentarte a gestionar tu empresa y examinar los puntos débiles y los fuertes son aspectos que te van a ser útiles para que tu empresa crezca y sólo serán posibles si los ejecutas con una disciplina férrea.

Todos aquellos que han conseguido ser empresarios exitosos tienen una gran disciplina, y no creas yo no era el más disciplinado del mundo, pero paso a paso fui construyendo los hábitos que me han permitido avanzar y escalar en mis proyectos con disciplina.

La constancia

La razón por la que la mayor cantidad de emprendimientos fracasan en el mundo es el abandono temprano de los mismos una vez que ya no generen los resultados deseados. La constancia va de la mano de la disciplina. Por ejemplo, imagina que te colocas en tu horario concretar 20 ventas por mes, la disciplina te va a permitir sentarte a una hora a hacerlas, la constancia te va asegurar no renunciar en el 10mo intento de venta.

La constancia implica un pensamiento a largo plazo y muchas veces subestimamos lo que podemos alcanzar en largo períodos de tiempo. El pensamiento a largo plazo es algo difícil de conseguir en sociedades tumultuosas y en períodos de cambios constante –marketing en crisis-, sin embargo y pese a ello es algo que debes ejercitar.

Solo a través de una carrera a fondo es que vas a llegar a consolidar tus empresas. Si hacemos una analogía con el deporte los negocios son carreras a fondos, no son velocistas. Mientras más constantes seas mayores retribuciones tendrás.

Imagina construir un negocio en 3 meses, es algo sumamente difícil por no decir imposible, y más hacerlo escalable y rentable al largo plazo. La mayoría de los empresarios exitosos con grandes corporaciones son el reflejo de proyectos a largo plazo que con constancia fueron construyendo. Un caso emblemático es Warren Buffet o Elon Musk.

La gestión emocional

En los negocios y los emprendimientos, las emociones son una parte esencial. El emprendedor quiera o no se ve directamente afectado por el rendimiento de su emprendimiento a empresa. Esta relación estado de ánimo del emprendedor-rendimiento de su negocio, es muy difícil de entender por la mayor parte de las personas que no se dedican a erigir un negocio.

De igual forma, cuando construimos una empresa o negocios nos vemos envueltos constantemente en negociaciones, alianzas, nuevas formas de generar ventas y tenemos que reclutar fuerza de trabajo  o recursos humanos, la gestión de las emociones y el trato a clientes y la tolerancia a aceptar la frustración o algún desplante por parte de algún socio, empleado o cliente también forma parte de la gestión emocional necesaria para afrontar los retos que nos presenta un emprendimiento.

El psicólogo Daniel Goleman tiene un muy buen libro sobre éste aspecto La inteligencia emocional, lo recomiendo. Es un tema bastante complejo y puedo hacer un solo artículo sobre este. El meollo de esta cualidad es saber resistir los embates de un negocio.

Para hacerme entender utilizaré un ejemplo. Los primeros años de todo emprendimiento o negocio son tumultuosos, difíciles y las ganancias efímeras. El flujo de caja recurrente resulta en muchos casos difícil, esto te va a generar frustración, ganas de no continuar y por sobre todo emociones encontradas.

Por ello y muchos aspectos más la gestión emocional –más no control emocional-, es una cualidad necesaria para todo emprendedor. Por suerte es algo que se puede aprender, con terapia, haciendo alguna actividad que te guste, te recomiendo el libro allí puedes aprender muchísimo en éste aspecto.

Una mentalidad ganadora

Odio sonar autoayuda, pero la mentalidad y la forma en cómo te tratas a ti mismo es importante para mantener todas las demás cualidades en orden. Una de las razones principales de por qué debes forjar una mentalidad ganadora es que está te va a permitir eliminar cualquier auto-saboteo.

La autocompasión de saber perdonarte a ti mismo cuando no lograr un objetivo en el tiempo establecido también va a ser un factor fundamental de una mentalidad ganadora. Esta cualidad es digamos que un plus que va a sustentar a todas las demás y te va a dar la fuerza de voluntad necesaria para continuar.

Antes de comenzar en el mundo del emprendimiento y los negocios pensaba que éste tipo de consejos eran algo muy cliché, hoy día me doy cuenta que es vital cuando piensas en renunciar. He tenido varios proyectos online desde que tengo 17 años, hoy día puedo decir que la gracias todos esos fracasos he podido aprender y forjar las cualidades necesarias para continuar en el tiempo.

No es sencillo, pero eso no quiere decir que sea imposible. Puedes apalancarte con Podcast – pongo mi podcast a tu disposición-, artículos, libros. Evita estar con personas que te lleven a un estado de ánimo enfocado en la queja, o si por lo menos evita engancharte a esto. Es cierto que a veces nos enfrentamos a muchas preocupaciones, pero la clave estar en hablarlas y continuar con tus cosas siempre enfocado en que conseguirás el éxito que te has planteado.

Habilidades emprendedoras  necesarias

Si hablamos de habilidades, nos referimos a aquellas destrezas necesarias para ejecutar o cumplir algún objetivo. Las habilidades no forman parte de tus atributos como persona, sino que se refieren a cuestiones aprendidas. Por ello, las habilidades son muchísimo más diversas y heterogéneas que las cualidades. Las mismas cambian al pasar de los años, hace unos 50 años era innecesario saber de programación como empresario, hoy es una habilidad excesivamente demandada y cada vez más solicitada y un plus su eres empresario. Unas cambias otras continúan.

Programación

Aprender a programar se ha convertido en un atributo muy demandado y bastante necesario si deseas emprender. Puedes emprender una empresa desde tu computador con una idea de negocio muy buena –aunque no es sencillo-. Existen ejemplos emblemáticos como Wozniak el co-fundador de Apple o Zuckerberg y su Facebook.

Hay ejemplos mucho menos abrumadores como Nick D’Aloisio con su app summly o Jessica Mah CEO de indinero.

 

 

Negociación

Deseas montar una empresa y hacerla crecer. En ese punto deberás buscar inversionistas y negociar las condiciones de posibles alianzas estratégicas. La negociación es una habilidad que te va permitir inclinar la balanza a tu lado sin salir perjudicado o también facilitarte la adquisición de alianzas. “La negociación es un es un esfuerzo de interacción orientado a generar beneficios” –siguiendo la definición dada por Wikipedia-.

Muchos emprendedores carecen de dicha habilidad, pero se puede aprender. Debes conocer un poco sobre comunicación oral, lenguaje corporal y rapport. Para ello recomiendo el libro de Dale Carnegie Cómo tener amigos e influir en las personas.  

La negociación es una habilidad vital para negociar con tus empleados, te facilitara pasar malos ratos y disputas innecesarias. La negociación por suerte se puede aprender, ya sea definido como arte, técnica o ciencia, es una habilidad muy positiva en el mundo del emprendimiento.

Saber vender

Todo el mundo debería saber vender, he dedicado alguno de mis podcast a esta temática –el proceso de ventas-. Soy un defensor de que todos los que desean ser emprendedores, empresarios, ganar un ingreso extra deben esforzarse por saber cómo vender. Si eres un buen vendedor tienes las puertas del cielo abiertas para ti.

Gran Cardone, una de las figuras en ventas más destacadas del mundo ofrece su libro Sell or be Sold -en español es Vendes o vendes-, expresado por muchos como el mejor libro de ventas del mundo.

Las ventas como habilidad van a serte de un beneficio impresionante. Con tal habilidad puedes aumentar tu flujo de caja, aumentar las ganancias de la empresa, conseguir mejores prospectos y hacer mejores contactos para incrementar las utilidades de tu negocio. Las ventas son primordiales en tus primeros años como emprendedor. Son ellas las que te van a permitir obtener tus primeros clientes y poner en operación a tú empresa. Vender te será necesario a la hora de convertir los prospectos en conversiones –cómo obtener más prospectos en internet-.

Al inicio puede resultar frustrante pero para eso están las cualidades. Así que saber vender es una habilidad y un requisito fundamental en el proceso de construcción de una empresa o negocio.

Liderazgo

Aunque el liderazgo pueda parecer una cualidad, lo cierto es que desde mi punto de vista veo que es una habilidad. Esto quiere decir que puedes aprender a ser un líder o a convertirte en una mejor.

El liderazgo es una habilidad que te va a posibilitar construir equipos y llevarlos a que estos consigan el resultado deseado, esta habilidad es la que te da la capacidad de potenciar las cualidades y habilidades de los demás.

El liderazgo se aprender y la mejor práctica resulta muchas veces el aprendizaje por observación. Si te enfocas en analizar y observar cómo se comportan los líderes desde Martín Luther King hasta Ghandi o Jeff Bezos en el ámbito empresarial.

Los líderes están en todos los ámbitos de la vida desde lo empresarial, lo espiritual hasta la política. Freddy Mercurie fue un líder en su área, e incluso hay características en él que lo hacen ser un buen negociador. Michael Jordan o Kobe Bryant fueron líderes deportivos llevando a sus equipos de baloncesto a lo más alto no en una ocasión si no en múltiples. El liderazgo como habilidad se sustenta en cualidades como la confianza, la autoestima y la gestión de las emociones.

Haz de tus cualidades y habilidades emprendedoras tu mayor activo

Cómo punto final, quiero decirte que puedas tomar todas esas características que te hagan ejemplar y transformarlas en una idea de negocio. Aún hay muchas otras cualidades y habilidades de un emprendedor cómo una buena escritura o la habilidad de gestión empresarial que no escribo en éste post. Si lo hiciera fuera muchísimo más largo.

Lo que te quiero dejar como ganancia es que forjes y cultiva tales cualidades y habilidades y aplicalas a tu empresa o emprendimiento. Cada una de ellas no sólo te llenará de felicidad por alcanzar un objetivo o meta, sino que te permitirá transitar el camino del emprendimiento de forma más sencilla.

Algunos hacks mentales son:

1.- No te subestimes, recuerda que si deseas y quieres lo lograrás.

2.- Mantén siempre una mentalidad ganadora, juega en torneos deportivos y disfruta de jugar haz lo mejor de ti. Cuando ganes será una consecuencia de tu buen performance.

3.- Comunícate con tu familia y amigos, ejercita tu lenguaje corporal.

4.- Lee, la lectura te dará herramientas para pensar más rápido que tu competencia.

Por último te invito a seguirme en mis redes sociales y también a suscribirte en mi newsletter, para acceder a contenido Premium.

Recuerda:

Comparte, así ayudas a que pueda seguir brindándote más información y recursos.

Comenta, tú eres quien le da vida a este portal, así que me interesa saber qué piensas.

Aplica, no dejes pasar más tiempo y comienza hoy mismo a emprender.